16.12.09

ME SIENTO ATRAPADA EN LA 5a DIMENSIÓN...


ODIO IR AL SALÓN DE BELLEZA :-)

¿Han tenido alguna vez la sensación de encontrarse en una "atmósfera" que no es la suya? ¿O en un territorio extranjero?  o peor aún... ¿en una era histórica a la que no pertenecen? Pues ese fue el sentimiento que experimenté la tarde de hoy (como  otras veces, en otras circunstancias similares)


Llegaron las fiestas de fin de año, los brindis, los eventos sociales que me agobian y cansan, pero que disfruto y considero importantes para estar con gente que estimo "frente a frente", no a través de una pantalla.


Pues los "rituales" de comprar ropa nueva e ir al salón de belleza (como  acostumbra una sociedad con un alto valoración sobre "la imagen") empezaron.


Como el tiempo es lo que menos tengo, decidí hacer una "cita" para no tener que esperar demasiado, pero siempre olvido que "apartar" un lugar a una hora determinada, no cuenta en México, hagas lo que hagas, vas a pasar en el lugar que a los demás les venga en gana.


Cuando por fin me atendieron ( 40 minutos después) le pregunté al hombre cuánto tiempo necesitaría pues solo contaba con 3 horas y él me respondio:  "Ni Dios lo quiera!, máximo dos horas"....


En ese momento pensé... "en esas dos horas podría hacer tantas cosas en mi computadora".... busqué rápidamente un lugar donde colocarme con mi netbook, pero no había nada, el salón estaba repleto, las mesas llenas de revistas de esas que cuestan mucho y y su contenido no vale nada,  niños corriendo ( a quién se les ocurre llevar pequeñitos a aburrirse a un salón de belleza), la tele prendida, y música de fondo de salsa cubana... 

"!¿Por qué no inventan una franquicia de salones  de belleza para mujeres ejecutivas?!" ,"aquellas de las que traen portafolio, celular, computadora... con conexiones eléctricas e internet inalámbrico.... yo pagaría lo que fuera para que mientras "cumplo" con el protocolo de la imagen, pudiera hacer lo que más me gusta: conectarme y trabajar en la computadora (como escribir este blog a la una de la mañana!)


Salí de mis pensamientos, observando a las mujeres a mi alrededor, traté de imagina quienes como yo quisieran un salón de belleza para internautas.... y desilucionada vi que ninguna de las que estaban ahí comprenderían lo que estoy diciendo.   "¡Tranquila- me dije a mi misma- trata de disfrutarlo, relájate"... y traté de poner en práctica los trucos que había aprendido en mi curso en linea de "iniciación a la Yoga.



Sintiéndome prisionera (mi pelo estaba atrapado entre pinzas, tijeras, peines y las manos de un "experto" que hablaba sin cesar a pesar de que yo no decía "ni pio") y experimentando una sensación de "incomodidad" que empezaba a inundarme cada célula del cuerpo, decidí presionar la tecla de "escape" de mi cerebro y comencé a pensar que estaba pasando conmigo, de donde venía mi "percepción" a lo que para cualquier mujer es "normal".  Y la realidad es que reconozco que muchas son las ocasiones en que este malestar se repite. 

Porque desde el concepto "normalidad", una mujer a mi edad debería estar casada, con hijos grandes y hasta cuidando nietos. O a alguien que le gusta tanto la tecnología como a mí, debería tener 20 años menos....  Otro ejemplo es que una mujer que es fuerte, que expresa lo que piensa y se vale por sí misma, como me gusta ser, debería vivir en otro país, para ser vista y valorada de manera diferente, o si yo perteneciera a la generación Net, la forma de aprender y desarrollarme hubiera sido mucho más favorecedora....  

¿Me explico? como que muchas cosas no concuerdan en mi vida..... como si fuera un rompecabezas demasiado complejo de armar...   en fín.... estoy atrapada en la 5a dimesión donde siento que no es mi "época", "mi tiempo", "mi entorno", "mi lugar", "mi edad"..... 


La odisea continuó toda la tarde, con un estilista que nos decía a todos que "si", metiendo la mano en todas las cabelleras del lugar  y que parecía no tener ninguna habilidad para calcular el tiempo (características culturales arraigadas)... mientras tanto mi reloj se burlaba de mí y me decía una y otra vez, que demonios estaba haciendo en el salón de belleza.



4 horas duró el martirio, SI, 4 horas.... y terminó abruptamente cuando un golpe en mi cabeza de parte de la asistente que terminaba de peinarme me movieron de mi silla con un grito interno que nadie esuchó pero que me ordenaba "es suficiente" y con el pelo a medio secar, tomé mi auto y escapé de ahí.


Mis hermanas (4) seguramente no coincidiran con mi muy especial percepción de los salones de belleza, como las demás mujeres, aceptan y disfrutan estos momentos tan "de la mujer"....uñas, maquillaje, peinado, tinte, corte.... trato de entenderlo.... pero sigo pensando que estoy atrapada en la 5a dimensión!.


Hasta pronto.
Lucy

1 comentario:

Briandiska dijo...

comenzaba a creer que era la unica que tenia ese percepcion de las esteticas de belleza xD...

cuando voy es solo porque mi cabello es de plano un desastre y debe ser cortado, de otra manera es casi imposible que me hagan ir, siento que son horas perdidas que bien podria invertir de otra forma sin dejar de lado que aunque uno no lo quiera se entera de los chismes que todo mundo va a contar ahi y a respirar el peroxido, la acetona y demas sustancias desagradables =S

saludos! =)